This article has been translated by Ana María González, retired professor of Spanish and French at Texas Lutheran University. Read the story in English here.

El número de clientes de San Antonio Water System que están en riesgo de perder este servicio ha llegado arriba de 64,000 a medida que se acerca la fecha límite del primero de octubre para la desconexión, anunciaron funcionarios de SAWS durante una reunión de la junta el martes.

Para el 20 de julio, esas eran cuentas residenciales que tenían más de 60 días de atraso, explicó la vicepresidente de experiencia del cliente, Mary Bailey, durante la reunión de agosto de los directivos. El monto adeudado por esas cuentas es de más de $40.8 millones, o un promedio de alrededor de $630 por cada cuenta, agregó Bailey.

Las cifras son “ciertamente desconcertantes”, indicó la presidente de SAWS, Jelynne LeBlanc Jamison. El otro factor preocupante es que SAWS no ha recibido ninguna comunicación por parte de muchos clientes para solicitar voluntariamente un plan de pago desde que se anunció la reanudación de tales desconexiones, agregó Jamison.

El presidente y director ejecutivo de SAWS, Robert Puente, escucha a un presentador durante una reunión en 2019. Credit: Scott Ball / San Antonio Report

“El primer objetivo es no cortarle el agua a nadie”, aseguró a San Antonio Report el presidente y director ejecutivo de SAWS, Robert Puente. “Pero hay algunas circunstancias en las que simplemente tenemos que seguir adelante, porque de lo contrario, las personas que están pagando su factura están subsidiando a las que no la pagan, y la única manera que tenemos para que la gente pague su factura es esencialmente cortándoles el servicio.”

Más de 3,800 cuentas SAWS para clientes comerciales, industriales, de departamentos y municipales también tienen más de 60 días de atraso. Estos clientes pueden obtener un plan de pago de tres, seis o nueve meses, ya sea en línea o llamando a SAWS para formular un plan personalizado, aseguró.

Los funcionarios de SAWS invitan a los clientes con cuentas morosas a que se comuniquen con ellos lo antes posible para evitar desconexiones. A los clientes que entren en un plan de pago para resolver cuentas morosas no se les cortará el servicio, afirmó Bailey.

“Al personal le preocupa que cuanto más esperen los clientes para comunicarse con nosotros, más difícil les será comunicarse con nosotros a medida que nos acercamos a la fecha límite de octubre”, añadió Bailey. “Ofrecemos múltiples opciones para los clientes morosos a fin de evitar dicha desconexión”.

Este mes, los clientes morosos recibirán una factura en la que se muestra su saldo pendiente y establece que el saldo debe pagarse, ya sea en su totalidad o a través de un plan de pago, explicó Bailey. SAWS no cobrará cargos retroactivos por demora por los saldos existentes.

Los clientes que no establezcan un plan de pago recibirán “los avisos apropiados que exigen las normas” antes de la desconexión, indicó Bailey.

SAWS ya ha comenzado a comunicarse con estos clientes a través del envío de tarjetas postales y de avisos colgantes en las puertas para invitarlos a establecer un plan de pago, agregó Bailey.

Aproximadamente 9,700 de las cuentas residenciales vencidas están inscritas en el programa de descuento de asequibilidad (ADP) de SAWS, que se ofrece a los clientes de SAWS que cumplen con las pautas federales de asistencia de ingresos, lo que les otorga un descuento en su factura mensual según dichos ingresos.

Hasta el pasado lunes, alrededor del 15% de los clientes de ADP y el 10% de otros clientes vencidos se habían inscrito en planes de pago, aseguró.

“Dado que estos clientes ya tienen problemas de ingresos, será casi imposible para muchos clientes poder cubrir el saldo completo, o incluso poder pagar una parte de su saldo pendiente”, señaló Bailey. “Es probable que estos clientes necesiten ayuda para evitar cortes del servicio”.

El personal de SAWS ha propuesto dar a los clientes de ADP seis meses para tener un plan de pago antes de que se les retire el servicio, explicó Bailey. Otros clientes deberán comunicarse con SAWS lo antes posible para evitar la desconexión si necesitan asistencia, concluyó.

El personal de SAWS también está trabajando para crear un programa de plan de pago automático que pueda ayudar a garantizar que los clientes que están atrasados ​​en los pagos puedan mantener su servicio regular. Solo los clientes que no sean ADP y que tengan 60 días de atraso o más y deban menos de $2,000 hacia el primero de agosto serán elegibles para este programa. Los clientes que califiquen se inscribirán automáticamente en un plan de pago si no lo llegaran a hacer para mediados de septiembre, aclaró.

“Estamos en un punto en el que tenemos que tomar una decisión para todo el sistema”, recalcó Jamison. “Me gustaría hacer una llamada urgente a nuestros contribuyentes, nuestros clientes; por favor, vengan para que puedan ser parte de la solución y no nos obliguen a colocarlos en un plan que pueda o no ser de su agrado”.

Lindsey Carnett

Lindsey Carnett is the general assignment reporter for the San Antonio Report.