This article has been translated by Ana María González, retired professor of Spanish and French at Texas Lutheran University. Read the story in English here.

En un artículo de 1987 de Los Angeles Times, el autor, dramaturgo, cineasta, artista, y maestro de San Antonio, Gregg Barrios, reflexionó sobre Andy Warhol con quien había trabajado brevemente en 1967 en la ciudad de Nueva York.

El artículo termina con una cita de Warhol que reflexiona sobre la posibilidad de la muerte: “Lamento mucho oír hablar de ello. Simplemente pensé que las cosas eran mágicas y que nunca sucedería”, seguido de Barrios resumiendo: “Lo mismo, Andy”.

La vida mágica de Barrios, conocida por celebridades como Warhol, Elvis Presley, Selena, Jane Fonda, Farrah Fawcett y Tennessee Williams, terminó el 17 de agosto a los 80 años. Falleció en el Metropolitan Methodist Hospital de un repentino ataque cardíaco después de un procedimiento médico ordinario.

“Al escuchar todas las amables palabras y todo lo que la gente ha publicado, es asombroso ver cuántas vidas ha tocado”, expresó su sobrino Robert Barrios de la ciudad de Austin.

“Trabajó muy duro y se mantuvo fiel a sus creencias. Lo respeté mucho. Se podía ver que nunca perdió su pasión por hacer cosas.”

En su octava década, Barrios estaba tan activo como siempre, por lo que el 10 de agosto todavía publicó en Facebook sobre sus próximas actividades.

Una publicación anunció la reedición de su libro de poemas de 2010 titulado La Causa, y otra apeló al Tobin Center for the Performing Arts para una revisión de la actuación de 2014 de Telling: San Antonio en la que Barrios se unió a otros veteranos militares para hablar de sus experiencias durante la guerra.

Estas dos publicaciones trazan el arco de la vida de Barrios, desde servir en el cuerpo médico de la Fuerza Aérea durante la Guerra de Vietnam a los 19 años hasta sus décadas como escritor, artista y activista consciente de su pasado y mirando hacia el futuro.

La poeta y profesora de Northwest Vista College, Natalia Treviño, caracterizó a Barrios como “un inconformista, un pionero, un experto cultural, una persona tan increíble” y alguien que la influyó a través de una tutoría informal compuesta por desayunos mensuales durante varios años. “Tenía mucho que compartir. Me encantaba aprender de él”.

Barrios comenzó su carrera como escritor a los 16 años en su ciudad natal de Victoria después de que un bibliotecario recomendara al joven ratón de biblioteca al editor del periódico local. Barrios escribía regularmente reseñas de libros y pasó a escribir para la revista Interview de Warhol, Los Angeles Times, Texas Observer y Rivard Report, que ahora lleva el nombre de San Antonio Report, entre otras publicaciones.

En 1969, Barrios, políticamente consciente, fue a Crystal City para apoyar las huelgas de estudiantes chicanos y se convirtió en maestro de inglés en Crystal City High School.

Barrios abordó el tema de la inmigración durante su tiempo como maestro allí, fusionando sus intereses en el rock ‘n’ roll emergente, el teatro y los derechos civiles. Aunque sus deberes como instructor de inglés incluían enseñar producción de videos y guiar el periódico de la escuela, señaló que “el programa de teatro… me dio la mayor satisfacción, ya que me permitió explorar mi propia creatividad y, lo que es igual de importante, compartir mi entusiasmo por la música y el teatro con mis alumnos”.

Award-winning playwright, poet, and journalist Gregg Barrios resides in San Antonio, where he got his start as a writer decades ago. Photo by Kathryn Boyd-Batstone.
Gregg Barrios Credit: Kathryn Boyd-Batstone / San Antonio Report

El resultado de una colaboración de toda la clase fue la “ópera rock de ciencia ficción” de 1976 Stranger in a Strange Land. Basada en una fusión de ciencia ficción, el informe de 1970 de la Comisión de Derechos Civiles sobre los mexicoamericanos y Space Oddity de David Bowie, la obra exploró la noción de migrantes mexicanos y sudamericanos como “extranjeros ilegales”, basándose en el papel de los extraterrestres espaciales de Bowie en la película El hombre que cayó a la Tierra del mismo año. Los documentos de archivo de la producción aparecieron en Blue Star Contemporary en la exposición de 2018 Monarcas: Artistas Morenos y Nativos Contemporáneos en el Sendero de la Mariposa (Monarchs: Brown and Native Contemporary Artists in the Path of the Butterfly).

Roberto Alonzo, originario de Crystal City, recordó haber desempeñado un papel principal en una producción anterior de Barrios que superpuso la experiencia chicana a la clásica ópera Carmen de Bizet. Alonzo había participado en las huelgas y agradeció que Barrios incluyera la historia y la literatura chicanas en su enfoque de la enseñanza del inglés.

“A través de toda esa enseñanza, aprendemos a estar orgullosos de quiénes somos”, indicó Alonzo. “Y así es como salimos, listos para conquistar el mundo”.

Alonzo se convirtió en presidente del cuerpo estudiantil en la Universidad de Texas en Austin, y luego se desempeñó como representante del estado de Texas durante dos décadas. Él acredita sus experiencias a la actuación que aprendió con Barrios para ayudarle a moldear su vida en la política. “Estás en el escenario y eso crea una imagen positiva de quién eres, de lo que puedes hacer, y luego sigues y haces todo tipo de cosas creativas”, señaló.

El activismo y la defensa de Barrios también tomaron la forma de filantropía, particularmente al hacer una importante donación al Overtime Theatre que dio como resultado que el escenario principal llevara su nombre y en el establecimiento del Premio Gregg Barrios “Precious Words” (“Palabras Preciosas”) otorgado a un poeta durante el evento anual de poesía de MegaCorazón de Urban 15.

El también dramaturgo William Razavi recuerda su primer encuentro con Barrios en el Festival de Teatro de 24 Horas de la Coalición de Teatro de San Antonio en 2004. Diez años después, Razavi se convirtió en el director artístico de Overtime Theatre e interactuaba con Barrios con frecuencia.

The Overtime se dedica a producir obras nuevas, y Razavi indicó que “una de las grandes cosas de Gregg como voz para los artistas… es que reconoció que las nuevas voces necesitaban un espacio y continúan necesitando ese espacio en la ciudad”.

Barrios continuó activo escribiendo y produciendo obras, incluyendo Rancho Pancho sobre el amante secreto de Tennessee Williams, así como I-DJ, que Barrios describió que se trata de un DJ mexicano-estadounidense gay llamado Warren Peace “que hace girar la banda sonora de su vida en la pista de baile de noche y de día se presenta en una parodia de ‘Ham-a-lot’ de Shakesqueer con un ritmo dubstep de éxtasis, amor contaminado, Rollerena y Herb Alpert”.

La combinación de influencias es común en el enfoque artístico de Barrios y se refleja en los miles de discos de todos los géneros que recopiló durante su vida, explicó Treviño.

Jon Hansen de Hansen Publishing Group conoció a Barrios durante un festival dedicado al trabajo de Williams en Provincetown, Massachusetts, y luego publicó Rancho Pancho, I-DJ y La Causa. Hansen había estado trabajando con Barrios desde 2017 en una nueva colección de poemas que se publicaría en 2020, pero la pandemia la retrasó. El libro, titulado Mi vida: el poema que nunca escribí. Poesía nueva y escogida, 1968-2021 (My Life: The Poem I Never Wrote. New and Selected Poetry, 1968-2021), está en proceso de publicarse a fines de este año o principios de 2022.

Mi vida: el poema que nunca escribí. Poesía nueva y escogida, 1968-2021, Gregg Barrios

Una nueva obra de Barrios titulada Dulce duro: la vida y los tiempos de una muchacha tejana mala (Hard Candy: The Life and Times of a Texas Bad Girl) sobre la estrella del burlesque de Texas Candy Barr, quien murió en Victoria y a quien Barrios conocía personalmente, estaba casi terminada en el momento de su muerte, señaló Razavi, y Overtime Theatre todavía espera llevarla al escenario.

Barrios recibió muchos honores durante su vida, incluyendo una beca Annenberg Getty de la Universidad del Sur de California en 2013 y la inducción al Instituto de Letras de Texas en 2015, y becas en las universidades de Harvard y Yale. En marzo fue honrado por la revista Voices de la Luna por su trayectoria en las artes literarias.

Barrios formó parte de la junta ejecutiva del Círculo Nacional de Críticos de Libros, donde abogó por una lista de voces más inclusiva y diversa. Iba a ser el gran homenajeado de la gala a beneficio de Gemini Ink 2021 Inkstravaganza este 15 de octubre, donde Treviño pensó que estaría “rodeado de amor después de toda su vida de dedicación a las artes”.

Norma Cantú, profesora de Trinity University, junto con Treviño y otros miembros del comité de Inkstravaganza que colaboraron para seleccionar a Barrios como ganador de este honor, dijo que aunque ahora la celebración será póstuma, está agradecida de que Barrios reciba el reconocimiento que se merece. Agregó que su muerte deja un vacío en la comunidad literaria de San Antonio.

“Entraba en un cuarto y lo transformaba. La conversación cambiaba”, explicó, “a veces a temas incómodos”.

“Eso es lo que va a faltar”, afirmó Cantú. “Esa chispa, ese catalizador para que las cosas funcionen, para que la gente piense de una manera diferente… y sea creativa de una manera diferente”.

Los arreglos para su servicio conmemorativo están pendientes.

Nicholas Frank

Nicholas Frank moved from Milwaukee to San Antonio following a 2017 Artpace residency. Prior to that he taught college fine arts, curated a university contemporary art program, toured with an indie rock...