This article has been translated by Ana María González, retired professor of Spanish and French at Texas Lutheran University. Read the story in English here.

Por primera vez en ocho años, los consumidores de CPS Energy verán aumentar sus facturas del servicio eléctrico después de que el Ayuntamiento de San Antonio aprobara un aumento de la tarifa base del 3.85% y la creación de una nueva tarifa mensual para la empresa de servicios públicos el jueves en una votación dividida.

El concejo votó 8-3 para aprobar el aumento de la tarifa base del 3.85% y un voto de 9-2 para establecer la nueva tarifa.

Los concejales Mario Bravo (D1), Phyllis Viagran (D3), Adriana Rocha García (D4), Melissa Cabello Havrda (D6), Ana Sandoval (D7), Manny Peláez (D8), John Courage (D9) y el alcalde Ron Nirenberg votaron a favor del aumento de la tasa base, mientras que Jalen McKee-Rodríguez (D2), Teri Castillo (D5) y Clayton Perry (D10) votaron en contra. Perry fue el único miembro del concejo que cambió su voto en lo que respecta a la tarifa de recuperación.

Los consumidores comerciales y residenciales de la empresa de servicios públicos de propiedad municipal verán una tarifa más alta y la nueva tarifa mensual en sus facturas a partir de marzo después de que la mesa directiva de CPS Energy aprobara primero y por unanimidad el aumento durante una reunión especial el lunes. El último aumento de tarifa del 4.25% se produjo en 2014.

Los clientes con una factura promedio de $150 pagarán aproximadamente $5.10 más cada mes: $3.84 por aumento del costo base, más una tarifa de recuperación de $1.26. Esta nueva tarifa ayudará a CPS Energy a recuperar $418 millones que ya pagó en costos de combustible por la tormenta de invierno en febrero de 2021.

“La votación de hoy culmina un proceso exhaustivo para llegar a lo que realmente necesita la empresa de servicios públicos. Esta solicitud cubre lo básico y no agrega ningún extra”, declaró Nirenberg. “A través de la colaboración del ayuntamiento con CPS, estamos marcando el comienzo de una nueva era de responsabilidad… No tomamos esta decisión a la ligera.”

San Antonio Mayor Ron Nirenberg shakes hands with CPS Energy Board Chair Willis Mackey ahead of the CPS Energy rate increase vote at city council on Thursday.
El alcalde de San Antonio, Ron Nirenberg, le da la mano al presidente de la Junta de Energía de CPS, Willis Mackey, el jueves. Credit: Scott Ball / San Antonio Report

Antes de la votación del jueves, el director municipal de finanzas, Ben Gorzell, reiteró que el aumento ayudará a CPS Energy a satisfacer las necesidades financieras inmediatas, como reemplazar la tecnología obsoleta, abordar la escasez de empleados y seguir el ritmo del crecimiento de la ciudad.

El director ejecutivo interino de CPS Energy, Rudy Garza, les explicó a los miembros del concejo que entiende que el momento nunca es el adecuado para un aumento de tarifas, “pero si no hacemos esto ahora, habrá mayores impactos negativos en el futuro”. La medida ayudará a CPS Energy a recaudar $73 millones el próximo año para comenzar a cubrir sus necesidades urgentes, agregó Garza.

El aumento de la tarifa se produce cuando la empresa de servicios públicos está buscando un nuevo director ejecutivo tras la partida de Paula Gold-Williams y enfrenta preguntas persistentes sobre la preparación para otro evento meteorológico severo, la mala comunicación durante la tormenta del año pasado, el gasto despilfarrador de algunos ejecutivos y un éxodo constante de personal ejecutivo.

Desde mayo, CPS Energy ha discutido la necesidad de un aumento de tarifas con sus fideicomisarios, el Concejo Municipal y el público. En los últimos dos años, la empresa de servicios públicos ha enfrentado dificultades financieras relacionadas con la pandemia y las tormentas de invierno; todavía no ha cobrado aproximadamente $146 millones de saldos pendientes de sus clientes. A pesar de que CPS Energy trata de recuperar los $418 millones en costos de energía de la tormental invernal Uri de sus clientes a través de la nueva tarifa impuesta para los próximos 25 años, la empresa de servicios públicos está luchando en los tribunales para evitar pagar a los proveedores de gas y combustible más de $500 millones en lo concerniente a costos “ilegítimos” de la tormenta.

La agencia de evaluación S&P Global también otorgó a la empresa de servicios públicos una calificación negativa en octubre, en parte debido a la incertidumbre estatal derivada de la tormenta de invierno.

Courage, el presidente del Comité de Servicios Públicos Municipales del concejo, y Nirenberg expresaron su fuerte apoyo al aumento. Courage indicó que la empresa de servicios públicos tiene programas para personas de bajos ingresos que se han ampliado en los últimos meses.

“Necesitamos tener una fuente de energía estable, segura y confiable para todos nosotros”, afirmó Courage. “Necesitamos proporcionar esta inyección financiera en el brazo para que CPS continúe cumpliendo con nuestras expectativas energéticas”.

La semana pasada, McKee-Rodríguez declaró a San Antonio Report que no puede aceptar pedirles a sus contribuyentes que paguen más cuando tienen dificultades financieras y que siente que los esfuerzos de divulgación pública de CPS Energy no han sido suficientes.

“Mis ciudadanos ganan menos del 5% de [un ejecutivo de CPS Energy]”, aclaró el jueves. “Hay escasez de personas en este estrado que escuchen a los consumidores y digan: ‘Voy a votar en nombre de las personas que ganan $18,000 al año’.”

Activists against a CPS Energy rate increase protest outsider the San Antonio Municipal Plaza ahead of the vote by city council confirming the increase.
Unos activistas contra el aumento de tarifas de CPS Energy protestan frente al edificio de la plaza municipal de San Antonio antes de la votación del ayuntamiento que confirmó el aumento. Credit: Scott Ball / San Antonio Report

Perry señaló que siente que es el peor momento para un aumento de tarifas.

“Hay tiempos mejores que ahora”, apuntó Perry. “Tenemos COVID, tenemos una inflación en aumento, tenemos impuestos sobre la propiedad en aumento, una pérdida de empleos y salarios: todo esto realmente está afectando a un sector importante de SA. Somos una de las ciudades grandes más pobres de los EE. UU. y, sin embargo, seguimos acumulando estos aumentos en las personas que no pueden pagarlos”.

La moción presentada por Castillo para retrasar el aumento de tarifas por un año fracasó en una votación de 3-8. Rodríguez, Castillo y Perry votaron a favor de que dicho aumento se pospusiera.

Antes de la votación, una docena de manifestantes se reunieron frente a las cámaras del concejo el jueves por la mañana con unos carteles y un megáfono para expresar su oposición al aumento de tarifas, argumentando que la empresa de servicios públicos no le dio al público tiempo suficiente para expresar su oposición. Varios de estos manifestantes también hablaron directamente con el concejo durante el período de comentarios públicos de la reunión.

“En este momento, este aumento se presenta como una solución a cosas como la resiliencia y el crecimiento de la infraestructura”, enfatizó Aaron Arguello, organizador de defensa de MOVE Texas Bexar. “Pero debemos tener claro que la estructura tarifaria actual es el problema, no la solución. Para decirlo claramente, no deberían estar aumentando las tasas en este momento. Más bien, deberían reformar la estructura de tarifas profundamente inequitativa que existe actualmente”.

Bravo y Cabello-Havrda votaron a favor del aumento de tarifas, pero aclararon que su apoyo era condicional. Bravo manifestó que ha hablado con Garza de CPS Energy y se ha comunicado con los fideicomisarios de la empresa sobre el lanzamiento de un estudio independiente de un tercero sobre los asuntos de CPS Energy. La semana pasada, Havrda solicitó formalmente a la empresa que realizara una auditoría externa que examinara las finanzas y las prácticas de gestión de la organización. Los miembros de las cámaras de comercio locales también expresaron durante el período de comentarios públicos que apoyaban el aumento de la tarifa, dependiendo de una investigación de terceros.

Garza le aseguró a los miembros del concejo que él y CPS Energy agradecerían una investigación por parte de un tercero, y más supervisión y responsabilidad por parte de la ciudad.

Los funcionarios de CPS Energy han dicho que la aprobación del aumento de tarifas le permitirá estabilizar sus necesidades de personal y le dará suficiente seguridad para comenzar a tener más discusiones sobre su cartera de generación de energía, algo que los miembros de la comunidad han estado exigiendo. Han señalado los planes de servicios públicos para tener aumentos de tarifas más frecuentes a partir de ahora, para abordar problemas a más largo plazo.

Ahora que el aumento de tarifas se ha aprobado, los defensores de la comunidad exigirán con más fervor que la empresa de servicios públicos eche un vistazo a su estructura de tarifas antes de futuros aumentos, afirmó Dee Dee Belmares, organizadora climática de Public Citizen con sede en San Antonio, y miembro del Comité Asesor de Tarifas de la empresa de servicios públicos, que se formó la primavera pasada, y votó a favor del aumento de tarifas el mes pasado.

“Como miembro del [Comité Asesor de Tasas], tomo mi papel con seriedad y de corazón, y con un voto de 12 a favor, 6 en contra y 2 abstenciones, eso no es un mandato para la creación de este aumento”, implicó Belmares sobre la votación del comité. “Sin embargo, tengo la esperanza de que, a medida de que el [Comité Asesor de Tarifas] avance, analizaremos el diseño de tarifas y encontraremos una manera de cerrar la planta de carbón Spruce”.

CPS Energy es un patrocinador financiero de San Antonio Report. Para obtener una lista completa de nuestros miembros comerciales, haga clic aquí.

Lindsey Carnett

Lindsey Carnett is the Science & Utilities reporter for the San Antonio Report.